viernes, 6 de diciembre de 2013

LYCIUM INTRICATUM (Cambrón) POR LA COSTA Y SALADARES DEL INTERIOR. Fotos de marzo a diciembre

Esta planta es una auténtica máquina de supervivencia con un diseño dirigido al máximo ahorro y aprovechamiento del agua. Tras la germinación, crece un único tallo vertical. Después su aparato vegetativo se va haciendo cada vez más "intrincado" y espinoso. Durante los rigores del verano, la planta se desnuda prácticamente de hojas ofreciendo el aspecto de estar seca (en estado latente) hasta que aparecen las lluvias y comienza de nuevo a desarrollarse. Se distribuye por todo el mediterráneo, Norte de Africa y España. En España especialmente en las costas de Murcia, Almería y Granada, también en Alicante y en Baleares. Vive en zonas costeras o salinas del interior, en matorrales, sobre suelos pedregosos o arenosos en climas templados o semiáridos soportando muy bien las sequías estivales y los suelos salinos.
Florece entre octubre y mayo (aunque es posible ver flores en todas las épocas del año). La flor tiene un diminuto cáliz y la corola en forma de trompetilla. Sus hojas carnosas son auténticos depósitos de agua. Lo frutos, de medio centímetro, tienen forma de baya de color naranja, que al madurar viran hacia el rojo pálido.