miércoles, 3 de diciembre de 2014

CETERACH OFFICINARUM (Doradilla) EN DIVERSOS MONTES Y SIERRAS DE LA REGION Y EN DISTINTAS FECHAS

Se trata de uno de los helechos más frecuentes en las sierras y montes de nuestra región, desde el nivel del mar hasta las montañas del interior. Es una especie propia de Europa occidental y central, incluyendo la región mediterránea hasta Asia en su zona templada. Su hábitat preferente son las fisuras y hoquedades de rocas, especialmente sobre sustratos calizos. Se reconoce perfectamente por sus frondes profundamente lobulados, delimitando entre 10 a 15 pares de lóbulos en disposición vagamente alterna a ambos lados del raquis. Tiene un rizoma corto del que surgen frondes de hasta 15 cm. bastante agrupadas y con lámina lanceolada, con el haz verde oscuro, glabro y el envés dorado (lo que le da su nombre vulgar) por un recubrimiento de escamas que reflejan la luz, protegen del calor y esconden los soros lineares. Los esporangios aparecen en dichos soros, sin indusio o con uno rudimentario, que producen esporas pardas ovoideas. Es uno de los helechos que resisten ambientes más cálidos y hasta la insolación directa. En tiempo seco la doradilla se enrolla mostrando su revés de escamas. Toma entonces un aspecto reseco y quebradizo (como puede apreciarse en una de las fotos). Pero con la lluvia, absorbe agua y recupera su turgencia. Su epíteto específico hace mención al uso medicinal que popularmente ha tenido esta planta para reducir la hipertensión debido a su efecto diurético, contra cálculos renales y como depurativa para la eliminación de toxinas.