miércoles, 4 de febrero de 2015

TETRACLINIS ARTICULATA (Ciprés de Cartagena, Sabina de Cartagena, Sabina mora, Araar) EN CALBLANQUE Y EN EL MONTE DE LAS CENIZAS.

Arbol emblemático de la flora murciana (sólo se encuntra en las sierras de Cartagena a nivel europeo) y centro de controversias respecto a su origen y su utilización en repoblaciones. Respecto de su origen, según algunos se trataría de una especie natural, extendida en épocas prehistóricas por buena parte de la región de Murcia (de hecho sus pólenes y carbones han aparecido en yacimientos prehistóricos de Mazarrón, Lorca y Caravaca), siendo uno más de los distintos elementos iberoafricanos presentes en la costa de Cartagena. Por el contrario, para otros fue introducido por el hombre para su uso en la entibación de minas, como ha sido costumbre en el Norte de Africa. Respecto de su utilización en las reforestaciones, de un tiempo para acá está siendo muy utilizado tanto en las sierras orientales como en las occidentales de Cartagena, hecho que también provoca diferencia de opiniones ya que algunos defienden que no debería utilizarse para la repoblación fuera de las sierras que en la actualidad constituyen sus únicas poblaciones naturales, es decir las orientales, desde Cartagena a Cabo de Palos (de hecho parece ser que el tretaclinis sólo se reproduce al Este de Cartagena) . Curiosamente el tetraclinis más grande de la región, que alcanza la denominación de árbol monumental, se encuentra en Sierra Espuña, plantado junto con otros ejemplares en la Huerta de Espuña en la época de la reforestacion del Parque por Ricardo Codorniú. Sus dimensiones son 20 m. de altura y 2,2 m. de grosor de su tronco. Cada vez es más frecuente su uso en viveros, jardines y setos, siendo una especie muy resistente.