lunes, 9 de marzo de 2015

GLAUCIUM CORNICULATUM (Pico grajo) EN LA ALCAYNA (MOLINA DE SEGURA), LA RAMBLA DE PEREA Y CAÑADA DE LA CRUZ de Marzo a Julio

Si sólo ves la flor, es fácil confundirla con una amapola; de hecho ambas pertenecen a la misma familia. Sin embargo la observación de la planta y especilamente los frutos nos ponen al descubierto evidentes diferencias. Es una planta anual, con tallo velloso recubierto de una fina capa cerúlea glauca (de donde deriva el nombre del género) que alcanza hasta los 40 cm. de altura. Las hojas son pinnatífidas o pinnatipartidas, de margen irregularmente dentado, las basales pecioladas mientras que las superiores son sésiles y amplexicaules, de consistencia carnosa. En primavera ofrece sus grandes flores axilares, solitarias, tetrámeras de color rojo intenso o amarillo anaranajado y con manchas negras en la base. El fruto es una cápsula larga (entre 10 y 20 cm.) con ápice cornudo (de donde procede el epíteto específico). Florece de marzo a julio. Vive en terrenos removidos, barbechos y cultivos. De distribución mediterránea. En la Peninsula está presente en todo el territorio excepto en la cornisa Cantábrica. En nuestra región está muy extendida pero de forma puntual, no siendo frecuente encontrarla.