lunes, 11 de mayo de 2015

MARRUBIUM SUPINUM (Manrubio español) EN SIERRAS DEL NOROESTE Y EN SIERRA ESPUÑA. Fotos desde mayo a octubre

Cuando uno recorre los caminos y sendas del Noroeste de nuestra Región no puede menos que apercibirse de lo frecuente que es encontrar esta planta en aperos y majadas frecuentados por el ganado. Y es que es una planta que vive en suelos nitrificados y lugares antropizados de las Sierras del Noroeste, Sierra Espuña, Sierra del Cambrón y Sierra del Gigante. Hierba perenne con tallos que alcanzan los 40-50 cm., blanco lanosos y de sección cuadrada, como es característico de las labiadas. Las hojas, pecioladas, tienen forma redondeada, reniforme, con el contorno festoneado, densamente blanco lanoso por el envés y tomentoso-lanado por el haz. Las flores de color rosa a lila, pubescentes, están dispuestas en verticilastros globosos y tienen el cáliz de 5 dientes (a diferencia del M. vulgare que tiene 10) delgados, de ápice retorcido y más cortos que la corola (a diferencia del M. alysson  que los tiene muy rígidos y más largos que la corola). Se distribuye por el centro y sur de la Península y en Marruecos, Argelia y Túnez. Lo he visto en floración desde el mes de mayo al de octubre. Contiene diterpenos que proporcionan una actividad antimicrobiana y analgésica en su uso medicinal.