viernes, 20 de junio de 2014

CLEMATIS FLAMMULA (Vidriera) EN LA FUENSANTA (17-6-2014) Y EN EL VALLE DE RICOTE (13-9-2012)

Es una planta nativa del Sureste Europeo y Norte de Africa, aunque también se cultiva universalmente como ornamental en jardines por la belleza y fragancia de sus flores y como planta trepadora (gracias a sus zarcillos) . Se distingue de Clematis vitalba por su menor porte y por sus hojas perennes, normalmente dos veces compuestas mientras que las de C. vitalba son caducas y divididas una sola vez. La flor consta de 4 tépalos blancos por el interior y algo verdosos y pilosos por fuera y un fascículo de numerosos estambres. En otoño aparecen los frutos con un diseño epectacular: unas núculas con un plumero de unos 3 cm. no tan largo como el de la C. vitalba. Las hojas verdes producen irritaciones en la piel al frotarlas, con una sensación como de quemadura, de lo que le viene el epíteto específico. La época de floración comienza en junio y dura todo el verano.