lunes, 22 de septiembre de 2014

XANTIUM STRUMARIUM (Bardana) EN DIVERSOS PUNTOS DE LA REGION (CALASPARRA, RIO MULA EN ALGUAZAS, RIO SEGURA...). Fotos de agosto y septiembre de 2014

Se cuenta que en 1941, el ingeniero suizo Georges de Mestral descubrió lo complicado que resultaba desenganchar de sus pantalones y del pelo de su perro los frutos de algunos cardos popularmente conocidos como arrancamoños, como es este que nos ocupa. Tras comprobar la existencia de un gancho al final de sus púas o espinas, se puso manos a la obra e inventó un sistema de cierre, el velcro, con dos cintas, una de las cuales posee unas pequeñas púas flexibles que acaban en forma de gancho y que por simple presión se enganchan a la otra cinta cubierta de fibras enmarañadas que forman bucles y permiten el agarre. 
Especie incluída en el Atlas de las Plantas Alóctonas Invasoras en España, originaria de Norteamerica y que, en la actualidad, está extendida por todas las regiones de clima templado. A la Península llegó a finales del siglo XIX como mala hierba escapada de Jardines Botánicos, desde donde se extendión hacia áreas naturales, siendo muy común en las provincias costeras y en los archipiélagos. Es una planta de clima templado que no resiste sequias ni heladas, pero sí la salinidad. Ocupa áreas ruderales, viarias, campos agrícolas y orillas de cuaces con aguas ricas en materia orgánica, también en arenales costeros degradados. Es una planta que puede alcanzar hasta 1,20 m. de altura, pubescente, los tallos presentan puntos o líneas violáceos, hojas triangulares con peciolo de hasta 10 cm. de longitud y bordes dentados irregularmente. Flores en capitulos axilares. El fruto es alargado de 1 a 1.5 cm., aplanado y de color café, contenido por el involucro espinoso con los aguijones rectos o recurvados y espinas densas finas. Florece de julio a septiembre. Esta especie está incluída en la ORDEN SCO/190/2004 por la que se establece la lista de plantas cuya venta al público queda prohibida o restringida por razón de su toxicidad. El consumo de las semillas produce depresión, náuseas, vómitos, debilidad, ataxia, hipotermia, pulso rápido e incluso la muerte.