martes, 15 de septiembre de 2015

SMILAX ASPERA (Zarzaparrilla) en SIERRA ESPUÑA, SIERRA DE LA PILA, CALASPARRA... Fotos de septiembre a enero

Como ocurre con otras plantas,el nombre genérico de ésta proviene de un mito griego, la leyenda trágica de Crocus y Smilax. Según esta leyenda, relatada por Ovidio, el joven y bello Crocus se pone en marcha para perseguir a la ninfa Smilax en los bosques cercanos de Atenas. Se siguen una serie de juegos amorosos y adulatorios, hasta que Smilax se empieza a cansar de Crocus, lo que aumenta el deseo de Crocus por agradarla. En este delirio Crocus es transformada por los dioses en una flor de colores radiantes (el azafrán) como símbolo de la pasión de Crocus por la bella Smilax quien a su vez es franformada en una parra (https://es.wikipedia.org/wiki/Historia_del_azafr%C3%A1n).
Es un arbusto trepador, de tallos delgados, volubles y con tallos espinosos que pueden alcanzar los 15 m. Las hojas son alternas, variables en su forma, generalmente acorazonadas y con pequeñas espinas en el peciolo. Las flores aparecen en fascículos o umbelas terminales o axilares. El fruto es una baya con de 1 a 3 semillas lisas y brillantes. Crece en bosques y orlas riparias, barrancos húmedos y roquedos protegidos. Está muy extendida por la región. Para usos medicinales se utiliza la raíz por ser demulcente (sustancia que ejerce una acción protectora local igual que hacen las mucosidades en las membranas mucosas), depurativa, diaforética (inductora de la sudoración), diurética, estimulante y tónica. Es una de las plantas más depurativas. También tiene un uso alimentario para la fabricación de la zarzaparrilla.