viernes, 3 de abril de 2015

LOMELOSIA STELLATA (Farolito) EXTENDIDA EN LA REGION. Fotos desde Abril a Julio

La mayoría de plantas son atractivas por sus flores, algunas lo son por sus frutos y unas pocas, como la que nos ocupa, lo son por ambos: flor y fruto. Es además una planta que puede verse completamente desarrollada con una altura que va desde los 5 cm. hata los 60 cm., dependiendo de la generosidad de las lluvias. Podremos encontrarla además en todo tipo de suelos: baldíos, cunetas, pastos secos, suelos pedregosos, matorrales poco densos, pastizales efímeros..., pero fundamentalmente es una planta calcícola que crece sobre suelos esqueléticos formados a partir de calizas, margas y yesos. Las flores se agrupan en capitulos sobre una base de brácteas que las superan. Si nos fijamos en estas brácteas verdes apreciaremos un lóbulo a cada lado de las más largas y unos cilios en los márgenes. Cada corona purpúrea del capítulo tiene una coronita en la base de tonos blanquecinos, como de papel plegado, el involucelo, característico de las flores de esta familia. Cuando se forma el fruto, el capítulo se vuelve globoso y las brácteas se repliegan hacia abajo. Las escamas que forman el involucelo se agrandan. Las 5 aristas del cáliz de cada flor, largas como espinas, superan ampliamente el borde de la corona (siendo este uno de los caracteres que diferencian a este especie de la Lomelosia simplex, así como el color rojo purpúreo de las mismas y del cáliz). Cada uno de estos frutos se dobla en pentágonos que, al solaparse unos on otros, toman la forma característica de un farolillo hecho de papel que da su nombre vulgar a la planta. Se distribuye por el Suroeste de Europa y Norte de Africa, estando presente prácticamente en la totalidad de la Península y Baleares, más rara en el cuandrante noroeste.