miércoles, 14 de octubre de 2015

SALSOLA OPPOSITIFOLIA (Salao, Sosa), EXTENDIDA EN LA MITAD SUR DE LA REGION. Fotos de agosto a febrero

Lo más característico de esta planta es su espectacular fructificación que colorea los campos con tonalidades que van del blanco al granate, pasando por los tonos rosados. Es una planta leñosa de hasta 2 m. de altura, con hojas cilindrico-lineares y opuestas (de donde le viene el epíteto específico ya que lo normal en el género es que sean alternas). Las flores son muy pequeñas, amarillo-verdosas, con cinco tépalos de reducido tamaño y cinco estambres. Tras la fecundación aparece el fruto, creciendo de forma notable los tépalos que desarrollan a su vez alas membranosas con coloraciones diversas según los pies (blanco, amarillento, rosado, rojo, púrpura). Estas alas favorecerán la dispersión del fruto por el aire. Florece durante casi todo el año, especialmente de mayo a septiembre. Se encuentra en suelos hipernitrificados con cierta salinidad, extendida en la mitad sur de la región, mucho más rara en cotas bajas del interior.  En cuanto a sus aplicaciones, en el pasado fue la planta barrillera más voluminosa y más común antes de la producción industrial del carbonato sódico, siendo utilizada en la fabricación de sosas y jabones (ya que sus cenizas, "barrillas", son ricas en carbonato sódico) y constituyendo una importante actividad industrial en Murcia, Almeria y Alicante.