domingo, 16 de febrero de 2014

RUSCUS ACULEATUS (Rusco) EN LA SIERRA DE LA PILA el 11-9-2012 Y EN LA SIERRA DEL BUITRE el 14-2-2014

Se trata de un pequeño arbusto de 30 a 80 cm. de altura, de color verde oscuro, con rizomas subterráneos, de los que salen tallos florales masculinos o femeninos. En ambos casos presenta dos tipos de tallos: los normales son lisos y redondeados, mientras que los otros tienen falsas hojas de 2 a 3 cm. de longitud y acabadas con una punta rígida y punzante. Las hojas verdaderas son muy pequeñas, como escamas y normalmente pasan desapercibidas, apareciendo en las axilas y tienen entre 3 y 4 mm. de longitud. Las flores son pequeñas, verdosas o violáceas, situadas en el centro con seis tépalos en dos verticilos; las femeninas son tricarpelares con ovario súpero mientras las masculinas tienen tres estambres soldados por los filamentos. La polinización la realizan insectos. Florece en invierno y primavera, apareciendo el fruto en las plantas femeninas en otoño e invierno, en forma de baya roja de 10 a 12 mm de diámetro con dos semillas y que destaca sobre el verde oscuro de la planta. La diseminación se hace por medio de las deposiciones de los animales que comen los frutos. http://es.wikipedia.org/wiki/Ruscus_aculeatus
Planta considerada mágica desde hace muchos siglos y unida a fuertes supersticiones (en la Edad Media se le atribuían poderes para alejar las tormentas y ahuyentar a las brujas). También es muy antiguo su uso medicinal, formando parte del llamado "jarabe de las cinco raices", junto con hinojo, apio, espárrago y perejil. Sus principales propiedades son la vasoconstrictora, antiinflamatoria, aperitiva y diurética. Otro uso que se le dió antiguamente tiene que ver con su apelativo de "espina ratera" ya que se utilizaba para cubrir los garfios de los que colgaban los jamones y quesos, para que los ratones se pinchasen con sus espinas y desistiesen de su empeño.