miércoles, 3 de septiembre de 2014

SOLANUM DULCAMARA (Uva del diablo) EN LA ENCARNACION (CARAVACA). Fotos del día 2-9-2014

He tenido que hacer kilómetros para fotografiar esta planta, pero ha merecido la pena contemplar ese precioso y único contraste entre el color azul y amarillo de sus flores. Es nativa del Norte de Africa, Europa y Asia, habiéndose extendido por todo el mundo. Además del color inconfundible de sus flores, esta herbácea perenne presenta unos frutos de un intenso color rojo que hacen que esta planta trepadora no pase desapercibida, aunque lo intenta, ya que suele enmarañarse y confundirse entre otras plantas cercanas a las riberas de los ríos y cursos de agua donde habita. En efecto, junto con otras trepadoras, crea un ambiente impenetrable y oscuro, donde se resguardan diversos animales. El epíteto específico "dulcamara" proviene de la conjunción de los calificativos "dulce" y "amargo" y es que su sabor es en principio amargo y después dulce: en latín se le denominaba amaradulcis, aunque no aconsejamos probarla ya que es extremadamente venenosa para los humanos y el ganado, pero comestible para los pájaros, especialmente el zorzal que se alimenta de sus frutos dispersando las semillas. En medicina se le atribuyen múltiples propiedades, lo cual no excluye su toxicidad.